Servicios‎ > ‎Medio ambiente‎ > ‎

08. Fracking

Castellano | Euskera
Fracking es un término anglosajón para referirse a la técnica de fracturación hidráulica para la extracción de gas no convencional. Consiste en la extracción de gas natural mediante la fracturación de la roca madre (pizarras y esquistos). Para extraer el gas atrapado en la roca se utiliza una técnica de perforación mixta: en primer lugar se perfora hasta 5000 metros en vertical y después se perfora varios kilómetros en horizontal (2 a 5). Entonces se inyecta agua con arena (98%) y una serie de aditivos químicos (2%) a gran presión. Esto hace que la roca se fracture y el gas se libera y asciende a la superficie a través del pozo. El proceso se repite a lo largo de la veta de roca rica en gas. Parte de la mezcla inyectada vuelve a la superficie (entre un 15 y un 85 %).
El Ayuntamiento en 2013 llevaba a pleno una moción en contra del fracking, que fue apoyada por unanimidad en el pleno. La propuesta se llevo a cabo a petición el grupo ecologista local Otsoaren Taldea y la plataforma Fracking Ez Bizkaia ya que entendían que el fracking “puede provocar daños irreversibles para el medio ambiente y la salud humana”. Como consecuencia de ello, Zalla se declaraba “municipio libre de fracking”. Paralelamente, el rechazo de la sociedad vasca a esta controvertida técnica ha ido creciendo a medida que la ciudadanía ha obtenido más información acerca de los riesgos que entraña tanto la explotación como la exploración del fracking. Buena muestra de ello son las masivas movilizaciones de protesta contra la implantación de esta agresiva técnica, el aumento de los colectivos sociales anti-fracking (como el que se acaba de crear en Enkarterri) o los resultados de la encuesta cibernética que llevó a cabo el Gobierno vasco para conocer la opinión de la ciudadanía, que se pronunció en contra de la fracturación hidráulica por aplastante mayoría. Ahora, este tema vuelve a ser noticia porque el Parlamento Vasco ha adoptado la decisión de modificar la Ley de Protección de la Naturaleza pero sin incluir en ella una prohibición expresa de la exploración y explotación de hidrocarburos mediante la técnica del fracking. El grupo municipal Zalla Bai se muestra preocupado ante esta indefinición y es por ello que en el pleno extraordinario de octubre presentaba una propuesta en la que reiteraba su rechazo frontal al fracking e instaba al Parlamento Vasco a que revise su posicionamiento respecto a esta controvertida técnica y admita a trámite la “iniciativa legislativa popular para la regulación de la extracción de hidrocarburos no convencionales y la fractura hidráulica”. Asimismo, acordaba dar trasladado del acuerdo al Parlamento autonómico y a los diferentes grupos políticos representados en el mismo.

Para ver como funciona el fracking y sus consecuencias se recomienda ver la película Gasland y Gasland II.

Enlaces de interés: